lunes, 31 de marzo de 2008

Silla 2

¿Os acordais de mi posts anterior donde hacía unas fundas para
las sillas?
Pues con la tela que me sobró forré unas sillas de oficina que
tenía en muy buen estado pero que no pegaban con el resto.
Tambien como veis pinté las patas.
El patrón no lo tengo pero lo saqué apoyando la tela en la silla
y poniendo una goma elástica. Muy sencillo.

23 comentarios:

Son dijo...

Vaya diferencia, ha quedado muy bonita y muy alegre
Un saludoo

elena dijo...

menudo cambio!!! viva el reciclaje!! eres una artistaza!!

V. G. dijo...

Pues te ha quedado genial!!! Una forma genial de darle un toque más hogareño a una silla de oficina!!!! Artista!!!

M. dijo...

Mucho mejor ahora, ni color.

ÂmË dijo...

Te ha quedado genial!

Qué cambio de look. Si me siento en esa silla mágica, haces lo mismo conmigo? ;)

Laurix dijo...

¡Qué chula! Me encanta!

Chikaboom!! dijo...

Jo! Parece otra silla. Le has dado vida y además reciclando. Genial como siempre. Bikos

Dolça Maduixa dijo...

Te han quedado genial, yo una vez tambien forré una silla de la oficina, la iban a tira y me la traje para casa, ahora está en el despacho de casa, reciclada de naranja!!!.Un besote y me encanta nos enseñes estas cosas

MCast dijo...

Impresionante, como me gusta, no parece la misma silla. me lo apunto...

Lantana dijo...

Ha quedado fantástica!!!! Tengo una amiga que está pensando en hacer tapizar unas sillas y creo que tu alternativa le saldrá más económica, lo que no se si tendremos tanta maña.... Con esas manitas te encargaré hacerme una funda para un sofa de casa que es feo, feo!!!

Feltaholic dijo...

la verdad es que parece otra, mucho mejor así

raurich dijo...

Me encantan los blogs que me has enviado, tienes unas ideas geniales.
Doy clases de reciclart a niños pero disculpa que no te envie nada, es que tengo muy poco tiempo y no tengo tanto dominio como tu en estos medios.
Gracias por tus comentarios de ánimo.

Blanca dijo...

¡Qué cambio!!!! Ha quedado monísima y sin muchas complicaciones...
Un saludo

esther dijo...

Pues veo que tenemos más cosas en común aparte del nombre, la silla de estudio que tenía en casa de mis padres era una silla de oficina, a la que le hice unas fundas y las cajas que tenía eran todas cajas forradas de papel...nunca pense en aquello cómo reciclar más bien cómo embellecer,pero que coincidencia...

le voilà dijo...

Qué chulada! menudas manitas tienes

monica dijo...

bueno me dan ganas de dejar de hacer cosas, viendo tus sillas... de verdad te lo digo, no parecen la misma silla. La negra bueno no es ni fea ni guapa , es una silla. Pero la otra esta preciosa.... la tela es chulisisima.
eres una artista.

marge dijo...

así queda mucho mejor la silla!!
un toque mas alegre!!
por si te interesa, estoy realizando un swap en mi blog, el plazo máximo de incripción es hasta el domingo 13 de abril hasta las 12 de la noche.
besetes

Goiuri dijo...

VAya diferencia!! Chulísima!!

Maricuchíbricas dijo...

Pero qué artista eres. Ha quedado preciosa.

Yo (maría) tengo una silla igual, y también necesita un cambio urgente... Será un proyecto para este verano.

;)

chapines de rubí dijo...

Haaaaalaa, pero qué guapa, no tiene nada que ver a como era, qué bonita y alegre, me gusta la tela.

BOMBIS Y BOROMBIS dijo...

Pues están estupendamente bien. Un gran cambio, si señor.

te_faruru dijo...

si ke me acuerdo...pero tambien he bajado un pokito mas el raton para verlo de nuevo jiji
Pues te ha kedo genial, ke lo sepas!!!

eme dijo...

uauu, qué buena idea!
me ha encantado!!

yo siempre pienso que estas cosas no me van a salir.. n_n